was successfully added to your cart.

AUTOESTIMA: YO, MI, ME, CONMIGO

1546148_912191768809261_2750476932846677992_n

La autoestima es fundamental para VIVIR. Sin autoestima no hay nada que merezca la pena. Si no te quieres, cómo querrás a otros y en consecuencia, cómo otros te van a querer a ti. Es normal, también es básico, pero a duras penas se trabaja la autoestima en contexto educativo y social.

La buena autoestima, se tiene o no se tiene, en función de la biografía de cada persona, pero ¿quién nos enseña a querernos?, ¿quién nos dice que somos lo más importante de nuestra vida y que tenemos valor?

Muy pocas veces se considera la autoestima como un valor a aprender, ya que parece que se tuviera que llevar de serie. Pero, hay muchas veces que no es así. Se ha de enseñar, trabajar, dejar constancia, asumir y por supuesto, tener muy en cuenta.

Porque, una persona con autoestima, se valora, se quiere, se aprecia y se respeta. Una persona con autoestima es fuerte, se plantea metas, consigue sus objetivos, lucha, se cae y se levanta. Una persona con autoestima es la reina del mundo. Al menos del suyo y eso, ya es mucho.

Para desarrollar la autoestima, es necesario CONOCERSE. Saber cómo se es, cómo reaccionamos, como nos tomamos la vida, a nivel emocional y físico, así como conocer nuestro propio cuerpo, que es la herramienta más valiosa que tenemos para relacionarnos con el resto de personas.

Después necesitamos tener un buen AUTOCONCEPTO. Es la imagen que tenemos de nosotrxs. Si es negativa, posiblemente influirá en todo lo que hagamos o pretendamos hacer, en cambio, si esta imagen de nosotrxs mismxs es positiva, es más probable que  el éxito esté asegurado.

La AUTOEVALUACIÓN de nosotros mismxs debe ser positiva, ya que si nuestro propio balance es negativo, estaremos abocados a múltiples problemas personales y por consiguiente, de relación.

Una vez que sabemos cómo somos, la imagen de nosotrxs mismxs y nos sentimos únicxs y deseables, conseguiremos la AUTOACEPTACIÓN que es el hecho de saber que somos personas con valor,  y por supuesto, con derechos. Esto, es fundamental para evitar la mayoría de los problemas personales que acuden a la consulta. Es el pilar básico para el crecimiento personal.

El AUTORESPETO lo podremos conseguir cuando efectivamente nos respetamos, nos valoramos y nos sentimos en disposición de vivir la vida de la mejor manera posible, expresando las emociones de forma conveniente y sin hacerse daño o culpándonos.

La AUTOESTIMA al final se consigue, conociéndonos, teniendo una imagen positiva, valorándonos, aceptándonos y respetándonos.

¿Somos personas únicas e irrepetibles?, ¿tenemos valor?, ¿somos dignas de amar y ser amadas?

Parece fácil. Efectivamente lo es. Pero lo sería mucho más se este aprendizaje básico se diera desde una etapa temprana con una educación sexual adecuada a cada edad.

 

Programas de Educación Sexual de SERSEXUAL:

consulta@sersexual.com

 

 

2 Comments

Leave a Reply