was successfully added to your cart.

LA RUTA DE LA RUTINA Y EL ABURRIMIENTO

By 22 diciembre, 2013 Ars Amandi, Pareja, Rutina One Comment

El ars amandi, son todas las conductas eróticas, comportamientos y maneras de actuar que tiene la pareja cuando están juntos. Se pueden dar combinaciones múltiples. Si cambiamos uno de los dos componentes de la pareja, dará un Ars Amandi totalmente diferente, en cuanto al hacer y el sentir de las conductas eróticas.

Cada pareja desarrolla sus pautas, sus roles y conforme a ellos, se van estructurando las conductas amorosas y eróticas. Los dos miembros de la pareja, que juegan a ese juego, han puesto las reglas, en algunas ocasiones impuestas por los estereotipos y clichés sociales y culturales que cada uno lleva marcados a fuego en su piel, y en otras ocasiones, son producto único y exclusivo de esa combinación maravillosa que hace que se dé cada una de las parejas.

El ars amandi cambia y varía, conforme van pasando los años. Conductas eróticas que se hacían antes, ya no se hacen tanto y normalmente entran en juego factores como: la pereza y la rutina, que reduciendo las posibilidades.

Una pareja que lleva años amándose, ya sabe qué van a hacer y saben qué va a ocurrir. Es la recompensa que esperan, en realidad lo quieren así. Pero en muchas ocasiones, la novedad y la improvisación no forman parte de este escenario.

A veces, la pareja pasa por momentos delicados en cuanto a su función amatoria. Hay subidas y bajadas, no todo es siempre igual. Quizá problemas de salud u otro tipo de quebraderos de cabeza,  influyen, y de qué manera, en el ars amandi y en la vivencia que tiene la pareja de sentir su sexualidad.

Introducir otras opciones dentro de sus propios juegos, ampliar las posibilidades hace que se disparen factores antiguos que hacía tiempo que no funcionaban. La novedad, el morbo y lo diferente, pueden hacer que la pareja haga un pequeño giro en su camino y cambiar la ruta que va inevitablemente al camino de la rutina y el aburrimiento.

Películas y libros eróticos, tener la mente en clave erótica, organizar y hacer un viaje, aunque sea una escapada de un día, algún juguete erótico…pueden hacer que la pareja incorpore otros elementos, los cuales darán la energía para continuar en un nuevo camino.

Otras opciones y otras peculiaridades, también son válidas, ya que es la propia pareja la que vuelve a disponer las normas del juego al cual quieren jugar. Todo está en la imaginación y en el consenso con la pareja.

En el ars amandi, si  se cambia las normas, se cambia el resultado.

Cambia tú y notarás el cambio en esta combinación perfecta que es la pareja.

 

 

consulta@sersexual.com

 

Leave a Reply