was successfully added to your cart.

AMAOS A VOSOTRAS PRIMERO

By 19 agosto, 2013 Deseo, Mujer, Placer No Comments

Me parece bastante peculiar la forma que tienen de comportarse las mujeres cuando están juntas hablando de sexo o cuando están, por ejemplo, en una reunión de tupper sex.

Todas parecen muy liberadas, hablando de dildos, penes, cremas y estimulantes y qué gracia, cuando te presentan al Manolo o al Mariano o como se llame ese gran amigo, negro y con un grosor de 8 centímetros de diámetro y con una ventosa en la base. Qué risa, todas!

En realidad se lo están pasando muy bien. Es divertido hablar de estos temas, notan que tienen poder, que tienen las riendas de su vida.

La chica encargada del tupper sex, hace todo lo posible por explicar la mercancía y el uso doméstico que se le da a cada una de las piezas y todas, de repente, quieren comprarlo todo.

Es curioso escucharlas. Ellas quieren comprar algo, no muy grande y que no intimide a su marido, pareja o novio. Si llegan a casa con el Manolo, el marido se sentirá muy celoso y eso no puede ser. Quieren comprar algo más normal, más coqueto para poder jugar en pareja.

Y,¿ por qué en pareja? Parece común, pero normalmente intentan mejorar la vida sexual de la pareja, cosa loable, pero no se dan cuenta que por el mismo precio también pueden mejorar la suya propia. Es decir, los juguetes eróticos se compran para jugar en pareja y no muchas de ellas están interesadas en comprar algo que vayan a utilizar en su propia intimidad. Siempre es mejor pensar en la pareja.

Las mujeres, que hemos sido enseñadas para cuidar, ofrecer y proveer, en el plano sexual hacemos lo mismo. Tenemos la obligación moral de dar todo el placer a nuestro hombre. Darle todo lo que necesita para ser feliz.

También compran aceites de masajes, plumas y cosas que hagan sentir bien al otro. Perfecto. Quieren ser las amantes experimentadas que hagan disfrutar mucho a sus parejas. Perfecto. Pero, ¿por qué no piensan un poco en ellas mismas? ¿Por qué no compran algo que vayan a usar ellas solas, por ejemplo?

La mujer ha de descubrir su sexualidad, experimentar, conocerse. Un juguete puede estar muy bien. Lo que nunca falla: la imaginación. Si se usa primero en soledad y se descubre un universo diferente que sólo a la mujer le pertenece.

En estas reuniones, se puede apreciar que la masturbación no es algo que se dé mucho entre las mujeres, o quizá simplemente no se habla. Lo que sí que está claro es que el concepto “masturbación” entre los hombre y entre las mujeres posee dos significados diferentes.

Ellos tienen el tema bastante arraigado, ya desde pequeños, jugar con su pene es algo cotidiano y el descubrimiento de las sensaciones es muy precoz.  El concepto masturbación para ellas en algunas ocasiones, y no en todas, se descubre de manera más tardía y no es raro el caso en el que la mujer descubra sus propias sensaciones una vez se haya puesto en manos de algún hombre. A veces, nos encontramos con mujeres que no se han descubierto, ni explorado y ni querido su cuerpo ni sus genitales, como si estos fueran propiedad del hombre que vaya a poner sus manos en ellas por primera vez.

También suele ocurrir, en algunas mujeres y no en todas, que asocian la masturbación a una especie de infidelidad y claro, eso son palabras mayores: “yo solo venía a comprarme un pene de plástico, para que le haga gracia a mi marido y vea lo cachonda que soy cuando estoy con él, pero sola…eso sería como engañarle”

Es muy importante que la mujer se empodere y recupere lo que es suyo: cuerpo y sus propias sensaciones. La pareja ofrece un sinfín de posibilidades, pero estar en soledad, también. La imaginación es infinita.

No todo en la vida es dar placer a tu pareja. También es importante saber recibirlo y obtenerlo cuando se desee sin necesidad de nadie más.

Bien, Bien!! Id todas a los tupper sex, usad los juguetes eróticos, leed tantos libros porno-eróticos como podáis y todo lo que sea favorecer la imaginación y aumentar el deseo.

Pero recordad, amaos a vosotras primero.

Leave a Reply