was successfully added to your cart.

Deseos

ACCESIBLE A MI PROPIO CUERPO

By | Sin categoría | No Comments

Si una persona con discapacidad que no puede acceder a un edificio, se le construye un acceso.

Si no puede acceder a su cuerpo, a nadie le preocupa.

Desde siempre se ha pensado que los deseos de la personas con diversidad funcional no son legítimos, o que si los tienen, son una aberración, sobre todo si a la discapacidad intelectual, se refiere. ¿quién querría tener relaciones sexuales con una persona con DF?, ¿Por qué iban ellos a querer vivir su sexualidad?, ¿qué tiene que ver una cosa con la otra?, me preguntaron una vez.

Todas las personas somos seres sexuales, (a parte de sociales), las personas con DF no son de otro planeta, ni viven en una burbuja, por lo tanto, también son sexuales y sociales, y por esa razón, desean una sexualidad como el resto. La cuestión, es que el concepto de sexualidad que se entiende en la sociedad, es un concepto muy estereotipado y reducido de lo que puede ser toda la diversidad sexual.

Así que, cuando las personas con DF demandan vivir su sexualidad, muchas veces están pensando en un modelo heteropatriarcal, coitocentrista y normativo. Por eso, muchas de esas personas, hombres en su mayoría, recurren a los servicios de las trabajadoras sexuales, buscando lo que se suponen que tienen que encontrar, pero casi nunca encuentran lo que les podría proporcionar una verdadera satisfacción.

El primer paso y FUNDAMENTAL: una educación sexual desde la etapa infantil para CONOCERSE Y ACEPTARSE: para entenderse, para desarrollar su autoestima y sentirse deseables y deseadas, promocionar el autoconcepto, para saber quienes son y hacia donde pueden llegar, desarrollar habilidades sociales para relacionarse con los demás, como seres sexuales de pleno derecho, también en le plano de los deseos, que no les sean vetados porque su cuerpo no se ajusta a los cánones sociales establecidos.

Una vez dado el primer paso, la persona puede elegir lo que quiera y obtener así su SATISFACCIÓN ERÓTICA: acompañantes para desarrollar su intimidad, asistentes para el acceso a su sexualidad, uso de accesorios para el acceso a su cuerpo, apuntarse a páginas de ligue o desarrollar su fantasía. Si nos saltamos el paso previo, de conocerse y aceptarse, la satisfacción erótica, puede no ser del todo satisfactoria.

Ni todos tendrán los mismos deseos, ni las mismas necesidades, pero si el mismo derecho a poder llevarlo a cabo, si es así como lo quieren.

Lo que demandan las personas con discapacidad es derecho a tener las mismas oportunidades. Por eso, la asistencia sexual es una herramienta de empoderamiento y derechos sexuales.

La sociedad ha “discapacitado” la sexualidad de las personas con DF, haciéndola menor e inaccesible. La asistencia sexual proporciona este acceso, desde las libertades, los deseos y la erótica. Deja de lado el modelo de sexualidad patriarcal, hetero i coitocentrista dando paso a una concepción mucho más amplia de sexualidad/es, donde tan importante es tener una cita como que te acaricien el cuerpo o te estimulen genitalmente.

La sensibilidad se amplía, los sentidos se acentúan y la intimidad se hace sentida y satisfactoria. La asistencia sexual o el acompañamiento íntimo y erótico es una buena alternativa para hacer accesible el propio cuerpo, los deseos y la necesidad de intimidad, que todas las personas tenemos.

Gema Montes

www.sersexual.com