was successfully added to your cart.

SEXUALIDAD Y DISCAPACIDAD: UNA COMBINACIÓN QUE SI EXISTE

La educación sexual tiene que estar presente desde la niñez y en todas las etapas de la vida, ya que en cualquiera de ellas se puede intervenir para mejorar mediante la información y asesoría de conductas positivas y encaminadas al bienestar y salud sexual. Por supuesto también en personas con discapacidad.

Normalmente se ha considerado que las personas con discapacidad no tenían sexualidad. Ellas por sus condiciones físicas: motoras o sensoriales o psicológicas, están excluidas de los parámetros en los cuales una persona tiene que ser sexual.

Nos hemos regido por un modelo de sexualidad en el que influidos por la televisión, el cine, la literatura  e también el porno, la sexualidad solo estaba reservada para unos pocos. Para aquellos y aquellas que cumplen con los cánones establecidos.

Las personas con discapacidad, puede que estén  lejos de cumplir estos parámetros, y quedan excluidas totalmente, para poder desarrollar una vida sexual satisfactoria. Incluso existe un grupo de personas a los que la sexualidad de las personas con discapacidad les parece una aberración o algo insólito o simplemente,  no existe porque no se han parado a pensar que este tipo de personas tiene necesidades afectivas, emociones y sexuales como el resto.

A no ser que tengan una discapacidad muy profunda, las personas con diversidad funcional se desarrollan con normalidad en el plano afectivo y sexual y tienen necesidad de información y atención sobre su sexualidad.

Pero la sociedad, y particularmente la familia, suelen tratar a las personas con discapacidad como niños perpetuos, sin necesidades sexuales y como ángeles, porque los ángeles no tienen sexo.

Y por otro lado, nos encontramos con  la posición contradictoria,  la de percibir a las personas con discapacidad con una sexualidad desmesurada. Se les asocia con el voyerismo, el exhibicionismo, la masturbación, la homosexualidad y a los embarazos no deseados  y todo desde la perspectiva de problema que hay que abordar y después cortar.

Ni las personas discapacitadas son ángeles asexuales ni tampoco son unos locos por el sexo. Simplemente eso son mitos.

El origen es el mismo. La falta de información y el querer tratar a las personas con discapacidad como diferentes al resto.

Por eso es tan importante que ofrezcamos educación sexual a las personas con discapacidad desde que son pequeños. Informando de su anatomía, de los procesos que se pueden desencadenar, de los sentimientos y afectos, de fomentar una buena autoestima, de ser asertivos y de no dejarse ofender o atacar por otros, igual que haríamos con un hijo o hija que no tuviera discapacidad.

Es importante que les expliquemos que la sexualidad es un espectro amplio que no se reduce a genitalidad o a coito y que tampoco sirve solo para la reproducción. Es necesario que les expliquemos que la sexualidad sirva para ser feliz: conociéndose a uno mismo, aprendiendo a amarse y a respetarse, así como respetando a los demás.

Que la sexualidad no es simplemente terrero de las personas perfectas, si no que todo somos sexuales y podemos experimentar sensaciones con nuestro cuerpo o con el cuerpo de otras personas. Que los afectos, el amor, el cariño, los mimos, las caricias, los besos…son sexualidad.

Es preciso que normalizamos la sexualidad y que hagamos una práctica de pedagogía sexual. Es importante que visibilicemos la sexualidad, ya que la no visibilización, puede  acarrear  la represión que junto con la discapacidad puede hacer que la persona presente problemas de conducta, afectividad, habilidades y comunicación que sin duda son más complejos de tratar.

 

2 Comments

  • Juan dice:

    Hola Sersexual, mi hermano tiene una discapacidad intelectual y últimamente está teniendo unas conductas obsesivas en relación al sexo. ¿Podemos hacer algo por él?, ¿dónde nos podemos informar?

    • Gema dice:

      Te invito a qué me consultes en consulta@sersexual.com, me explicas qué es lo que está sucediendo exactamente y te podré comentar. Puedo realizar sesiones informativas y de orientación sexual con él de manera individual, on-line o presencial en Palma. Estoy, especialmente interesada, en el trabajo con las personas con diversidad funcional.

Leave a Reply