Blog dedicado a la igualdad, la corresponsabilidad y la coeducación.

https://niazulesnirosas.blogspot.com.es/

La educación diferenciada genera un producto estereotipado. Pero creo, que estamos a tiempo de ir generando cambio y, mediante la coeducación y la identificación de estos estereotipos de género es el comienzo para hacerlo.

Los estereotipos de género definen una realidad y funcionan como profecía autocumplidora en muchos de los casos, es decir, “si tratamos a alguien según la manera que pensamos que es, es más probable que lo sea”.

Así que, por esa regla de tres, si tratamos a los niños como traviesos, inquietos, aventureros, agresivos, nobles…es más probable que el niño vaya adaptándose al rol que se le ha otorgado. En cambio, como ya sabemos, la manera de tratar a las niñas, ha sido básicamente lo contrario: inestables, pasivas, sumisas, débiles, embaucadoras…lo raro será, que la niña no se adapte a lo que se espera de ella.

El objetivo es tratar a las niñas y a los niños según los rasgos de las personas con un desarrollo integral, donde se potencie el desarrollo de ambos, partiendo de realidades diferentes, tan diferentes, no como chica-chico, sino, como persona1-persona2.

 Quizá en ese punto, olvidemos el género y los estereotipos que genera.