was successfully added to your cart.

MOMENTOS EN LOS QUE PARAMOS Y SIMPLEMENTE, DISFRUTAMOS

Muchas parejas que entrevisto en consulta me comentan que están en contra de la masturbación.  Y si, me lo dicen así, abiertamente, como si fuera la masturbación un ideal político o algo negativo y perjudicial.

Sus argumentos son de lo más variopinto: por un lado me dicen que si tienes una pareja ya no es necesario masturbarse, porque con tu pareja ya están cubiertas tus necesidades sexuales. También dicen que masturbarse, si se tiene una pareja, denota cierto despecho, al echar en cara el otro que no cubre esas necesidades, y claro, eso puede ser motivo de disputa.

Muchas parejas piensan que la masturbación es algo así como poner los cuernos, ya que solo está permitido lo que se hace dentro de la pareja y fuera, aunque sea con uno mismo, es un engaño.

Todos estos argumentos que me encuentro, parecen desde mi punto de vista extraños, pero son más comunes de que pudiera pensar.

Muchas personas piensan que solo está permitido disfrutar en pareja. Todo aquello que esté fuera de la pareja y que conduzca al placer no se puede consentir, precisamente, por que no se hace en pareja.

La falta de información, de educación sexual, los prejuicios sociales y culturales y sobre todo religiosos hacen pensar que algo tan natural como la masturbación tome un cariz negativo y controvertido.

La masturbación, desde el punto de vista de la sexualidad humana, solo tiene aspectos positivos y saludables. Es algo exclusivo de cada persona, independientemente de que si esta persona tiene pareja o no. Es un momento íntimo en el cual nos procuramos placer para nuestro propio disfrute y felicidad. Es un momento mágico en el que le estamos diciendo a nuestro cuerpo que le queremos y que le respetamos. Es fundamental para el autoconocimiento y la autoestima.

Las personas que dejan de hacerlo por el mero hecho de tener pareja, pierden la identidad como persona sexual individual. Pierden esa opción de estar en soledad y encontrar el placer, tal y cómo lo quieran buscar. Pierden la posibilidad de reencontrarse con unx mismx en los momentos en lo que hay que parar y simplemente disfrutar.

Pero es verdad, que para muchas personas es difícil de comprender, ya que nos han enseñado que disfrutar demasiado no tiene que ser bueno y si somos mujeres, sobre todo, se nos han enseñado a que nuestro cuerpo, no es nuestro y no podemos disponer de nuestro propio placer, si no es el hombre el que dispone de él.

Hemos de reivindicar la masturbación, para disfrutar, para vivir momentos únicos, para conocernos, para evitar enfermedades, para que no duela la menstruación, para desestresarnos y sobre todo para querernos. Porque es necesario quererse unx mismx para poder querer a lxs demás.

Tu cuerpo es tuyo, disfruta de él.

 

consulta@sersexual.com

 

5 Comments

Leave a Reply