was successfully added to your cart.

LA COPA MENSTRUAL. NO ES ALGO NUEVO, PERO SI ES REVOLUCIONARIO.

La copa menstrual no es algo nuevo, aunque así pareciera. Ya fue inventada en los años 30, pero se piensa que su uso se remonta a 1867.

Por supuesto que las primeras copas no tendrían nada que ver son las actuales. Antiguamente estaban realizadas de caucho vulcanizado, pero imagino que, aunque como idea estaba muy bien, el material no acababa de adaptarse a las necesidades de las mujeres. Era demasiado pesado y rígido.

Después de varias patentes y de varios intentos de sacar al mercado la copa menstrual, desapareció en el olvido, se supone que por la falta de caucho, aunque mucho tuvo que ver la salida al mercado de otros inventos para empapar el flujo menstrual, como los paños de tela, en primera instancia, las compresas desechables y la revolución de los tampones.

Pero desde mi punto de vista, lo que tuvo que influir de manera decisiva en la desaparición de la copa menstrual y el auge de otros métodos, fue el hecho de alejar a la mujer de estar en contacto con sus genitales y de poder manipularlos.

La copa es un elemento de higiene íntima que además requiere un cierto conocimiento del cuerpo; reconocerlo, tocarlo y aprender cómo es y cómo funciona. Con la copa, la mujer se encuentra en contacto directo con su esencia.

La menstruación es un proceso natural que ha sido tratado de manera patologizada. Las mujeres hemos sido enseñadas a que la regla es algo, doloroso, aunque en ocasiones puede serlo, pero también algo molesto, sucio y engorroso.

Muchas mujeres, hoy en día, se escandalizan de su propia sangre, sienten asco y reparo. No están dispuestas a manipular nada que tenga que ver con ello, por eso, el uso de la copa menstrual les puede parecer algo aberrante.

En cambio, existe otro tipo de mujeres, que están más concienciadas con su condición de ser mujer,  y con su proceso menstrual. Lo asumen como algo natural e integrado. Además, sensibilizadas con el medio ambiente, evitan el desecho indiscriminado de tampones y compresas y además ahorran algunos cientos de euros al año, si se ponen a hacer números.

La copa integra el proceso menstrual, como algo natural así como son el parto y la lactancia. Además, una vez se aprende a usarla, se evita la probabilidad de infecciones, ya que protege la flora vaginal al no llevar blanqueantes, viscosas y plásticos.

En SERSEXUAL tenemos una copa menstrual favorita, la copa Meluna y la recomendamos por varias razones:

–          Su material es elastómero termoplástico que tiene un uso ginecológico, mejor que la silicona y el látex. Tampoco lleva proteínas, con lo que evita el crecimiento de bacterias. Es totalmente antialérgico.

–          Sus tallas  y durezas se adaptan a cada tipo de mujer dependiendo si has tenido partos vaginales, tu complexión y el entrenamiento de tu suelo pélvico.

–          Sus diferentes terminaciones, ya sea en bola, pezón o anilla ayudan a su fácil extracción

–          Sus colores son variados y están hechos a base de colorantes alimentarios aptos para estar en contacto con el cuerpo humano. No amarillean con el uso, como le sucede a las copas blancas.

–          Además están hechas 100% en Alemania bajo todos los controles

Vive tu menstruación de manera diferente!!

Y si quieres probar la copa Meluna podemos hacer una sesión informativa, para ti y tus amigas,  para que aprendáis a utilizarla y conozcáis la que mejor se adapta a vosotras.

Esta sesión, por supuesto, es gratuita y sin compromiso de compra.

Obtiene más información en:

consulta@sersexual.com

3 Comments

  • Pe dice:

    Me gustaría comprarme una copa menstrual, pero de verdad que no me atrevo. A mi me molesta cualquier cosa dentro, por ejemplo, un tampón y pienso que la copa me molestará también. ¿Tienes conocimiento de que funcione realmente?

    • Gema dice:

      Por supuesto que sé que funciona y la uso siempre. Además, creo que es un gran invento al que no se le ha dado la debida publicidad, a causa de las empresas farmacológicas y fabricantes de compresas y tampones de usar y tirar. La copa menstrual no se nota que la llevas, es cómoda y limpia y en realidad es como no tener la regla. El único inconveniente que tiene, es que necesita un aprendizaje para su uso. Uno vez hecho, es una maravilla. Te la recomiendo fervientemente.
      Gracias por seguir a sersexual.

Leave a Reply