was successfully added to your cart.

Fantasías sexuales para romper la rutina

A veces algunas mujeres consultan que no les apetece hacerlo con sus parejas, que no tiene ganas y que nunca encuentran el momento para ponerse a la acción. En otras ocasiones ceden a las demandas de su pareja con tal de verse sin presiones durante un tiempo. Otras, en cambio, inician un proceso de desgana que las conduce a un callejón sin salida. Nunca tienen ganas de hacer el amor con su pareja y su pareja tampoco tiene ya energía suficiente para intentar convencerla.

Este es lo que se da en algunas parejas que por la razón que sea, no solo han perdido la pasión, sino que también han perdido las ganas de estar juntos.

Es importante identificar cual es el problema que subyace, el por qué de esa falta de deseo, por parte de uno o los dos miembros de la pareja. Normalmente no hay demasiados problemas importantes: falta de imaginación, rutina, cansancio, estrés, malestar en algún área personal, como pueden ser la familia, los amigos, el trabajo, etc. Pero evidentemente puede haber un problema mayor de carácter psicológico.

Tanto si es un problema de tipo psicológico o si es un problema de tipo relacional, es importante que la pareja vaya a terapia, sobre todo cuando este problema les cause verdaderos quebraderos de cabeza y quieran ponerle solución.

Cuando hablamos de falta de deseo provocado por la rutina y el cansancio es importante que la pareja se ponga manos a la obra y que empiece a recuperar todo lo que han perdido y lo que se están perdiendo.

Hay que incorporar ingredientes diferentes y excitantes para que las ganas se vayan recuperando. Es muy importante que la pareja hable de lo que le gusta a cada uno y de lo que les excita, si es que no han hablado de ello todavía. De manera cultural, parece que a los hombres  lo tienen  más claro, enseguida se excitan con una película porno. En cambio las mujeres lo tienen  más difícil, ya que muchas de ellas no se permiten el disfrutar con películas porno debido a su educación: “si te gustan las películas porno, eres una guarra”.

Este mito hay que romperlo,  ya que si la mujer no alimenta su deseo, de la manera que a ella realmente le guste, será difícil que llegue a la excitación o difícil será que comience, ni siquiera  la relación sexual. Ella tiene que conocerse e identificar qué es lo que le excita y comentárselo a su pareja y desde ese punto realizar conductas excitantes para ambos.

Últimamente nos hemos encontrado con un fenómeno sociológico, el del libro 50 sombras de Grey , en el cual muchas mujeres de repente, al leer este libro, se han dado cuenta de  que su deseo había aumentado, algunas mujeres buscaban a sus parejas e incluso había alguna de ellas que las tenía que rehuir por no poder aguantar tanta fogosidad. El fenómeno es muy sencillo, mujeres aburridas de su vida sexual han descubierto mediante un libro que existen múltiples opciones para realizar en pareja y también en soledad y que el placer que se genera mantiene la llama viva hasta el siguiente encuentro. Y simplemente con un libro.

Es importante que todas las mujeres,  y hombres,  entiendan que la literatura erótica puede mantener el deseo vivo. Además incluso podemos darnos cuenta de que existen otros libros que puede que sean mucho más excitantes y mucho mejor escritos, incluso hay libros en los que el hombre no presente esas características tan machistas, arrogantes y presuntuosas que nos muestra nuestro amigo Grey.

Aprovechemos este fenómeno para dedicarnos a cultivar la fantasía y romper la rutina.

2 Comments

Leave a Reply