was successfully added to your cart.

EL SENTIDO DE LA VIDA

By 19 diciembre, 2016 Aceptar, Elegir, Valorar No Comments
img_1091463051742

La vida no tiene más sentido que el que cada uno le quiera dar.

Me han preguntado en consulta, que cuál es el sentido de la vida. Una chica, que aparte de alta y de guapa, es muy inteligente, necesitaba saber si la vida, tenía, efectivamente algún sentido. “Quiénes somos, de dónde venimos, a dónde vamos” en el momento existencial para cualquier persona que le dé un poco a la mollera.

Joder me he planteado, ¿qué sentido tiene? Pero, ¿qué sentido tiene hacerse esta pregunta? Me refiero. Querer encontrar unas respuestas estándar a algo que no es común a casi ninguna de las personas. No debe haber una respuesta general. Una misma llave que abra todas las puertas. No, no lo creo. Creo más bien, que la respuesta la vamos confeccionando a medida que vivimos, a medida que elegimos y nos equivocamos, pero que poco a poco, descubrimos si esa llave abre una puerta o la contraria.

Somos dueños únicos de nuestras propias vidas. Da igual, el pasado, las mochilas, las etiquetas o la ideal social.

Somos nosotros los que conducimos nuestra propia nave y puede ser que en ocasiones, dudemos sobre nuestras capacidades, sobre si podemos o no llevar la nave a buen puerto, pero es que no lo sabremos, hasta que lleguemos, o incluso habiendo llegado, tendamos a dudar.

La duda abre mentes. Explora nuevos caminos. Es lo que necesitamos para continuar.

Por eso me encanta, que se me planteen estas dudas, porque tengo una respuesta preparada: “el sentido de la vida, se lo damos nosotros, con cada cosa que hacemos, con cada cosa que no hacemos, con cada momento vivido y cada frustración superada. También encontramos el sentido de la vida, en cada cosa pequeña que nos hacer feliz, en cada cosa grande que pensamos que no podemos con ella, pero que al final sí que lo hacemos y en cada cosa que nos acerca más a la persona que queremos ser”

Me encantan estas dudas.

Me encantan las personas inteligentes.

Pero se puede vivir muy bien, sin darle tantas vueltas al coco. Haciendo un ejercicio de valoración y aceptación de lo que se tiene y otro ejercicio, muy bueno de diseño de metas propias.

Todos estos caminos conducen, quizá, al encontrar el significado de la vida.

La vida es sentirse bien, con lo que se piensa, con lo que se hace y con o que se es.

 

consulta@sersexual.com

 

 

 

Leave a Reply