was successfully added to your cart.

Cupido, eres un plasta!

Cupido, es un plasta. Todo el día con las flechas del amor, disparando a diestro y siniestro. ¿ y dónde nos queda la opción de elegir? El amor es impulsivo, irracional, inelegible, bla, bla, bla…y por eso nos enamoramos de quién menos nos conviene, no? Aquel amor que nos hace sufrir, es el que te provoca las mariposas en el estómago, ¿o cucarachas, quién sabe? El caso es que esa sensación fatal, es la que identificamos como AMOR, ya que nos han dicho que siempre es así: duele, comprime y jode.

La media naranja, incompleta y pobre, porque no encuentra su otra mitad. Aquella mitad, que piensa que es cualquiera que te hace vibrar, aunque sea porque el dolor hace vibrar tus carnes.

El amor romántico identificado como el amor que se pretende conseguir a toda costa, el amor que todo lo da y todo lo quita, la vida propia poseída en otra persona, los gustos transformados por los gustos de otro, costumbres olvidadas para acostumbrarte al otro, fiestas relegadas y risas hipotecadas porque un amor romántico ha de permanecer siempre unido,  a pesar de los pesares. No hay opción para salir del cerco.

La pareja adosada, aunque no compartan más que el jardín de los niños, ya que cuando pasan los años, y el oxígeno que existente no es suficiente para respirar, quieren salir, pero no pueden, porque las medias naranjas no se pueden separar, es una condición sine qua non.

Cupido, no siempre acierta, por eso confiar en él puede ser un riesgo a medio plazo.

¿Cómo detectar esas flechas despistadas antes de que nos atraviesen el corazón?

  • Quiérete mucho. Todo lo que puedan querer de ti, será porque tú antes, le has otorgado VALOR.
  • Valora tu independencia. Una pareja está muy bien, pero tu VIDA, siempre, es mejor.
  • No dejes de lado a nadie importante para ti en el camino del amor, solo por el hecho de que ya tienes pareja. Estarás cerrando las puertas a muchas FELICIDADES.
  • Los celos no son un termómetro del BUEN AMOR, sino todo lo contrario. Los celos son falta de confianza, baja autoestima y posesión.
  • No creas en la adivinación del pensamiento de tu pareja, solo porque te quiere. Nunca funciona. Si quieres algo, díselo. Si no, no lo sabrá. COMUNICA todo lo que quieres que salga fuera de ti.
  • Si duele, si te atormenta, si no es lo que esperabas, quizá no es AMOR, sino un sucedáneo de lo que ansiabas encontrar y nunca será.

Si te duele, lárgate, el AMOR está, dentro de ti.

consulta@sersexual.com

Leave a Reply